Norberto Fontana

Norberto Fontana F1

Norberto Fontana

Bienvenido a Fontana Norberto sitio oficial – aquí encontrará información sobre este corredor, coches de carreras y fórmula 1. En este artículo, hablaremos sobre la vida de Norbert Fontana F1: el camino hacia el éxito, las carreras y todo lo demás que realmente interesará a todos los fanáticos de esta persona.

Aquí estoy con mi copiloto de TC, Gastón Duzac, en Olavarría - Norberto Fontana F1
Aquí estoy con mi copiloto de TC, Gastón Duzac, en Olavarría.

Ocho años tenía la primera vez que se subió a un karting. Aquella vez fue debut y despedida porque su edad no era suficiente para empezar a desandar su camino por el automovilismo, una pasión que llevaba (y que lleva, por supuesto) bien adentro. Una pasión que en su ciudad, Arrecifes, fue la semilla para el nacimiento de grandes pilotos como: José Froilán González, Angel Lo Valvo, Cástulo y Edison Hortal, Carlos Pairetti, Carlos Marincovich, Néstor García Veiga, Rubén Luis Di Palma y sus hijos José Luis, Patricio y Marcos, entre otros. Y que él, Norberto Fontana, se ha encargado de engrandecer en su recorrido por los cuatro continentes de este planeta. Donde las carreras de autos constituyen un evento que concita la atención de miles de personas.

Norberto Fontana F1: un largo camino hacia el éxito

Veinticuatro años tenía la última vez que tuvo una posibilidad concreta de entrar a la Fórmula 1. Aquella vez la escudería italiana Minardi fue el objetivo de Norberto para subirse de nuevo a su sueño de competir frente a la elite del automovilismo y demostrar cuán rápido era. Pero otra vez el NO sonó fuerte en sus oídos y retumbó con más violencia en su corazón.

En General Roca llegué tercero tras largar desde la 11º posición.
En General Roca llegué tercero tras largar desde la 11º posición.

Claro, a esa altura, y con un par de frustraciones similares sobre sus espaldas, Norberto ya entendía perfectamente que la categoría más importante del mundo era un negocio y que sus socios y sus dueños la manejaban como tal. Por eso vio por televisión o desde el paddock de los circuitos pasar a pilotos como Pedro Paulo Diniz, Tarso Marques, Ukyo Katayama, Shinji Nakano, Jan Magnussen, Gianni Morbidelli, Tora Takagi, Luca Badoer, y … ¡Ricardo Rosset!. Sí, el mismo que le ganó la pulseada para ocupar la segunda butaca del Tyrrell Ford Zetec del ’98. Ese fue el momento más duro en la vida deportiva del “Enano”, como cariñosamente lo llaman sus amigos de Arrecifes.

Norberto Fontana F1 – el destino sopla

Cuando parecía tener todo acordado para integrarse a la escudería del “Viejo” Ken, un fax de BAR (British American Racing), flamante comprador del equipo, daba por terminada las negociaciones con el argentino. Dos días antes se había firmado el borrador del contrato. La mala noticia había llegado 24 horas después de la fecha estipulada para la rubrica del contrato original y definitivo.

Más allá de que sobre este episodio se tejieron muchas historias sobre las responsabilidades que tuvieron cada una de las partes. Para que la operación no llegara a buen puerto, la realidad marca, como bien dijo una vez Patrick Depallier, que “este ambiente es despiadado. Te mienten con la mejor sonrisa. No salgas nunca dando la espalda, si no estás preparado para recibir la más artera puñalada”. Y a pesar de estar ya curtido en estas idas y venidas que rodean la entrada -o no- a un equipo de F1, Norberto Fontana no estaba preparado para esa puñalada.

En la carrera de Turismo Carretera en Salta llegué sexto.
En la carrera de Turismo Carretera en Salta llegué sexto.

Cuando el talento no es suficiente

Lo curioso resultó que no fueron él, ni su entorno, quienes golpearon las puertas de las oficinas del “Leñador”. Fueron los integrantes del team británico quienes lo felicitaron a Norberto por la maniobra de sobrepaso -con dos ruedas en el pasto- con la que dejó atrás a Jos Verstappen y su Tyrrell, en el Gran Premio de Europa, en Jerez de la Frontera ’97. Luego, Max Welti, por entonces director deportivo de Sauber, les recomendó que tuvieran en cuenta al pibe. El resto es historia conocida.

Pero, ¿qué más se le podía pedir a “Fontanita”? ¿Qué ganara carreras, que conquistara campeonatos, que inicie los contactos con los jefes de equipo, que consiga sponsors y que se ponga a discutir los contratos? Indudablemente que la tarea específica suya la venía llevando a cabo de manera inobjetable, pero no todos las profesiones que integran el espectáculo de la F1 son tan dignas como la del deportista.

Para un piloto de cualquier país llegar a la Fórmula 1 quizás sea comparable al esfuerzo de subir una gran escalera. Es duro y cansador, pero uno sabe que subiendo los escalones uno por uno y pisando firme, indefectiblemente en algún momento alcanza la meta. Para un piloto argentino esa escalera directamente no existe. Él mismo la tiene que ir construyendo. Primero para cruzar el Atlántico, ayudado por sus auspiciantes, y si tiene la suerte de contar con ellos, y llegar a Europa para salvar el escollo de haber nacido “en el lugar equivocado”. Recién allí debe comenzar a levantar una nueva escalera que le permita demostrar sus condiciones.

En mi debut en el TC, gané la segunda serie en Río Gallegos.
En mi debut en el TC, gané la segunda serie en Río Gallegos.

Norberto Fontana Formula 1

Para Norberto Fontana haber llegado a la Fórmula 1 fue una proeza por todos los obstáculos que debió sortear. Pero no fue la única. Para llegar a eso tuvo que lucharla desde muy abajo. Con mucha humildad y con los sueños siempre intactos. Como ahora, como siempre. Y como ayer, cuando llegó a Europa en 1993, con tan sólo 18 años. Como hoy, con 27 años sobre sus espaldas, cuando el presente lo encuentra disputando su segunda temporada de Turismo Competición 2000. Esto es la categoría más desarrollada tecnológicamente de Latinoamérica. Tratando de aprovechar cada chance que tiene para mostrarse. Como las diez competencias que disputó en el CART con el equipo de Juan Della Penna en 2000. O las tres carreras en la Fórmula 3000 Internacional a fines de 2001.

Aunque, a medida que las agujas del reloj van avanzando, las posibilidades de subirse nuevamente a un Fórmula 1 son más escasas. Claro, no sería lo más razonable que alguna escudería confiara en un piloto de 27 años. Con sólo cuatro Grandes Premios disputadas hace cinco años. Sobretodo en momentos en que los jóvenes precoces representados por Kimi Raikkonen y Felipe Massa viven su momento de gloria. Pero, como dijo el prestigioso escritor argentino Ernesto Sábato, “el hombre no es casi nunca un ser razonable, y por eso la esperanza renace una y otra vez de las calamidades”.

Ford Suiza 1600

¿Por qué no tendría esperanzas Norberto Fontana? ¿Acaso no había llegado con al Viejo Continente con algunas monedas en los bolsillos y con sólo 10 competencias en autos de fórmula? ¿Acaso no se había consagrado campeón en su primer temporada en la Fórmula Ford Suiza 1600 con auto y circuitos totalmente desconocidos? ¿Quizás no había vencido las barreras del idioma, la cultura y (la falta de) los afectos?

En Salta llegué por primera vez al final de una carrera de TC - Norberto Fontana formula 1
En Salta llegué por primera vez al final de una carrera de TC.

¿No fue Fontana elegido por Peter Sauber como tester de su team de F1 en su segunda temporada en Europa? ¿Acaso no fue él campeón de la Fórmula 3 Alemana al año siguiente con 10 victorias y 10 poles en 14 competencias? ¿No fue él quien derrotó claramente a Ralf Schumacher, a Jarno Trulli y a Alexander Wurz ese mismo año? ¿Acaso no fue el arrecifeño quien cumplió sobradamente su tarea de reemplazar a Gianni Morbidelli durante cuatro Grandes Premios en 1997?

¿No fue él quien se subió al auto sin haber probado un solo kilómetro en todo el año, a pesar de ser el piloto de pruebas? ¿No fue él quien terminó tres de las cuatro carreras que disputó? ¿O no fue este argentino el que logró 28 victorias en el automovilismo internacional?

Como brillantemente se preguntó el periodista Alfredo Parga en la edición N° 1615 de la revista Corsa de julio del ’97, en plena experiencia del argentino en la F1: ¿Nadie escucha los gritos de Fontana?. Y yo me permito agregar: ¿cómo puede ser que sigan sin escuchar los gritos de Norberto? Porque él no ha dejado de gritar en ningún momento. Nunca ha dejado de clamar por una oportunidad, una verdadera oportunidad.

En TC 2000 pude ganar en la primer carrera deli año en San Luis.
En TC 2000 pude ganar en la primer carrera deli año en San Luis.

Un piloto de Fórmula 1 prometedor

Los periodistas especializados de automovilismo y la mayoría de los fanáticos de este deporte en la Argentina, que son muchos y sólo superados por los aficionados al fútbol, tienen un pensamiento y un sentimiento en común. El pensamiento es que Fontana es el piloto con más capacidad que ha dado el país para subirse a un F1 desde Carlos Reutemann. Y el sentimiento es la impotencia que se siente al verlo compitiendo en autos con techo, estando convencidos de que perfectamente podría estar en el Campeonato Mundial.

Pero todos los esfuerzos que ha hecho el arrecifeño para acceder a ese privilegiado círculo fueron resultado de una suma de voluntades. Y en un mundo como el de la Fórmula 1, donde las grandes empresas exhiben sus grandes productos, es muy difícil desembarcar sin una gran estructura que lo apuntale. Y esto no sólo lo sufre Fontana sino cualquier piloto argentino que tenga sus mismas aspiraciones.

Deportes en Argentina

Claro, ustedes se preguntarán porque un país como la Argentina, donde existen graves deficiencias en sus áreas de salud, educación, justicia y seguridad, el deporte iba a ser una isla. Si bien el razonamiento no está errado, la verdad es que hay varias excepciones que demuestran lo contrario. Las selecciones nacionales de fútbol, voley, tenis, rugby y básquet masculino y la de hockey femenino sobre césped, son un claro ejemplo de ello. Todas, con sus diferentes matices y potenciales, vencen dificultades día a día y se las ingenian para competir en el más alto nivel.

Esta foto es de la presentación del Dodge con el que corro en TC.
Esta foto es de la presentación del Dodge con el que corro en TC.

Sin embargo, en el automovilismo los argentinos todavía no hemos aprendido de los errores del pasado. Y tampoco hemos tratado de aunar los dispersos esfuerzos. Que hemos hecho para alinearnos detrás de alguien que nos devuelva la gloria y el prestigio perdidos. Por eso Fontana recorre la Argentina con el TC 2000 y no Europa con la Fórmula 1. Norberto Fontana en la base de datos de controladores.

Norberto Fontana F1 – año por año

1975

A los 20 días del mes de enero, nace en Arrecifes Norberto Fontana producto del amor de Clara y Héctor. Hermano menor de Nancy y Néstor.

1983

Debutó en Karting en el campeonato de verano nocturno en la ciudad bonaerense de Luján. Por tener apenas 8 años recién cumplidos no pudo continuar compitiendo. Se quedó con las ganas, pero la revancha vendría algunos años más tarde.

1989

Cumple su primer temporada arriba de un Karting. Con el número 5 en los costados, culmina en la segunda colocación del campeonato bonaerense de Karting (APKLB) en la categoría Juvenil.

Esta foto es en el podio de San Juan abrazado de mi padre.
Esta foto es en el podio de San Juan abrazado de mi padre.

1990

Finaliza cuarto en el campeonato (con el número 48 en su karting) en la categoría Standard del Campeonato Bonaerense de Karting.

1991

Se consagra Campeón de la provincia de Buenos Aires de karting en las categorías Libre (tenía el número 38) y Standard (en sus costados llevaba el 4). Además, conquista el Campeonato Argentino de karting en la categoría Senior (con el número 20).

1992

Gracias al apoyo de familiares y amigos, participó de 10 carreras en la Fórmula Renault Argentina con un chasis Crespi y el número 115 en los costados de su auto.

1993

Arranca su exitosa campaña en el exterior. Se consagra campeón de la Fórmula Ford Suiza 1600 (con el número 42) en su temporada debut tras alzarse con 6 triunfos. Además, termina tercero en el campeonato europeo de Fórmula Ford 1800 (número 32). Realizó participaciones (con triunfos) en los torneos alemanes de Fórmula Ford 1600 y 1800 (con el número 14). Corrió en dos carreras de la Fórmula Lotus Opel (una de ellas en la “Copa de las Naciones” junto al argentino Adrián Hang)

Esta foto es en la carrera de Trelew donde fui cuarto - Fontana Norberto sitio oficial
Esta foto es en la carrera de Trelew donde fui cuarto.

1994

Participa del campeonato de Fórmula 3 Alemana en el equipo KMS (con un Dallara 394 – Opel Spiess y el número 15). Alcanza 3 victorias y termina en el sexto lugar del campeonato. Norberto recibe el premio al novato del año. Corre una carrera y la gana en la F3 Suiza, esta prueba le sirvió como preparación para una nueva fecha de la F3 Alemana. Corrió los GP de Mónaco y Macao (fue el mejor debutante en clasificación).

Sus deslumbrantes actuaciones y registros llevaron a Peter Sauber (dueño del equipo de F1 que lleva su apellido) a depositar sus ojos en el pibe de Arrecifes. Fontana realiza su primer prueba con un auto de Fórmula 1 a bordo de un Sauber Mercedes Benz C13 en Montmeló. Tras girar en el trazado español, la escuadra suiza lo contrató como Piloto de Pruebas. En la tradicional competencia “Masters” de Fórmula 3 realizada en Zandvoort (Holanda) llega en la quinta posición.

1995

Conquista el campeonato de F3 Alemana (con un Dallara 395 – Opel Spiess y llevaba el número 7) tras vencer en diez de las catorce presentaciones. Además, logra hacer la pole position en 10 carreras. Fue coequiper del italiano Jarno Trulli (actual piloto de F1 en Renault) y entre sus rivales se encontraban el local Ralf Schumacher (actualmente en Williams) y Alexander Wurz (en McLaren). Vence en el “Masters” de F3 realizado en Holanda escoltado por Ralf. Culmina 8° en el GP de Mónaco y 5° en el GP de Macao. Participa de una carrera de la Porsche Supercup realizada en Hungaroring (Hungría) y llega en el 5° puesto.
Cumple su primer año como tester de la escudería Sauber Ford de F1.

1996

Continúa como tester del equipo de F1 Sauber y arranca su campaña en Japón. Corre en la competitiva Fórmula Nippon (lleva el número 10) arriba de un Lola Mugen Honda del equipo Nova Team, logra una victoria y concluye la temporada en el quinto lugar del torneo. Además, compitió en un prueba de la Porsche Supercup (en Spa-Francorchamps y llega 11ª) y en una competencia de la Fórmula 3000 Internacional (en Estoril y no pudo ver la bandera a cuadros debido a un abandono).

1997

Corrió cuatro Grandes Premios en F1 en el equipo Sauber Petronas tras reemplazar al italiano Gianni Morbidelli. Su mejor resultado fue sendos novenos puestos en Gran Bretaña y Alemania. Además, arranca la segunda temporada en la Fórmula Nippon para el equipo Le Mans (el auto número 1) y finaliza tercero en el torneo tras ganar en una oportunidad.

Esta imagen es en San Juan, donde logré mi octavo triunfo en TC 2000.
Esta imagen es en San Juan, donde logré mi octavo triunfo en TC 2000.

1998

Llega el peor momento de la vida deportiva de Norberto: Por problemas económicos, se traba su ingreso al equipo Tyrrell de Fórmula 1 cuando su entrada a la escudería parecía ya una realidad.
Continúa compitiendo en la Fórmula Nippon en el equipo Le Mans (en un Reynard Mugen Honda y lleva el número 7). Culmina cuarto en el campeonato con una victoria bajo el brazo. Participa de siete fechas del Japanese GT 500 Series a bordo de un potente Supra Toyota del equipo Tom’s (con el número 36). Obtuvo dos terceros puestos en Sendai y Motegi. Termina el torneo en la 7° posición.

1999

Tras frustrarse un nuevo intento por ingresar a la Fórmula 1 por razones económicas, participa de la temporada completa de la Fórmula 3000 Internacional con un equipo debutante en la categoría. Las diez carreras las lleva a cabo en el equipo Fortec Motorsports. Sus dos mejores actuaciones son en Silverstone donde llegó quinto y en el difícil callejero de Mónaco donde partió desde la 18ª colocación y arribó quinto. La grilla de partida lo vio entre los 10 de adelante en cinco oportunidades.

2000

Inicia su participación en CART en el equipo del argentino John Della Penna (Della Penna Motorsports). La mejor colocación del Toyota Reynard número 10 de Fontana es un 11ª lugar en Cleveland. Tras diez carreras, los auspiciantes del arrecifeño mermaron su apoyo y Norberto debió dejar el CART.

2001

Decide regresar a correr a Argentina y llega a la competitiva y moderna categoría Turismo Competición 2000. Lo contrata el equipo Toyota y lleva a su Corolla número 12 a ser protagonista en el campeonato pese. A no esperar tan buenos resultados. Norberto culmina el torneo séptimo, dos puestos delante de su compañero de equipo (y el piloto más campeón de la historia de la categoría) Juan María Traverso. Fontana sube a lo más alto del podio en dos oportunidades (en Oberá y Alta Gracia). Participa de las tres últimas carreras de la Fórmula 3000 en el débil equipo Prost Grand Prix, su mejor posición fue un 14ª puesto en Budapest.

Esta imagen es previo a la final del TC en Salta - Norberto Fontana
Esta imagen es previo a la final del TC en Salta.

2002

Producto de una campaña arrolladora, se consagra campeón de TC 2000 tras lograr cuatro triunfos (Río Cuarto, Bahía Blanca, Oberá y Pigüé) a lo largo de la temporada. Es su primer título en el automovilismo argentino. En octubre, lo invitan a probar un Opel oficial del Turismo Alemán (DTM) y finaliza con el segundo mejor registro al quedar a solo 4 décimas del ex campeón Manuel Reuter.

2003

Logra dos victorias en TC2000 donde participa con un Toyota Corolla del equipo oficial. Finaliza el certamen en la tercera posición, detrás de los pilotos oficiales Ford. Debuta en la categoría más popular de Argentina, Turismo Carretera, y en su primera temporada logra ser el piloto de mayor cantidad de “pole positions” (cuatro) y es el mejor debutante del año.

2004

Continúa participando de la categoría de mayor tecnología de Sudámerica, el TC2000, formando parte del Toyota Team Argentina. Además, Fontana arma su propio equipo de Turismo Carretera y se transforma en uno de los principales candidatos al título.

La carrera de San Luis la gané pese a tener 60 kilos de lastre.
La carrera de San Luis la gané pese a tener 60 kilos de lastre.

Datos interesantes sobre Norberto Fontana

Una marca de autoToyota
Un auto particularBMW
Un auto de carreraEl Sabuer Petronas de F1
Un HobbieEl Sky Acuático, el fútbol, salir a trotar
Un vicioLa mayonesa
Una comidaBife de Chorizo con puré
Una bebidaAgua mineral
Un hombreMi padre
Una mujerMi madre
Un sueñoVolver a la Fórmula 1
Un equipo de fútbolSan Lorenzo de Almagro
Un ídoloAyrton Senna y Luis Di Palma
Una fraseDe Fangio, “Nunca creerse el mejor, sino tratar de serlo”
Una películaGladiador
Una frustraciónNo arreglar con Tyrrell en 1998
Una alegríaEl día que me confirmaron para correr en Fórmula 1
Una virtudSiempre me adapté rápido a los circuitos
Un defectoComer mucha mayonesa
Una carreraEl Marlboro Master de F3 en Zandvoort (1995)
Una ciudadArrecifes
Un circuitoSpa Francorchamps
Un rivalRalf Schumacher
Norberto FontanaEn lo deportivo; soy muy aguerrido, no me gusta perder, muy exigente conmigo mismo. En la vida; trato de aplicar la experiencia de vida que adquirí en el exterior.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *